viernes, 20 de diciembre de 2013

Diario de un castizo en Oslo

Un clásico navideño

Diario de un castizo en Oslo

12 de Agosto
Hoy me mudo a mi nueva casa en Oslo. Qué paz y qué bonito aquí. Las montañas son majestuosas. Casi no puedo esperar a verlas cubiertas de nieve. Qué bueno haber dejado atrás el calor, el tráfico, el ruido y el cachondeo de Madrid. Esto sí que es vida.

14 de Octubre
Oslo es el lugar más bonito que he visto en mi vida. La hojas han pasado por todos los tonos de color entre el amarillo y el rojo. Qué bueno disfrutar de las cuatro estaciones del año. Salí a pasear por los bosques y por primera vez vi un reno... que animal tan ágil, tan estilizado. Es, sin lugar a duda, uno de los animales mas vistosos que he visto en mi vida. Esto tiene que ser el paraíso.

11 de Noviembre
Pronto comenzará la temporada de caza de reno. No puedo imaginarme que alguien le quiera hacer daño a esas criaturas de Dios. Ya llega el invierno y nevará pronto. Esto sí que es vida.

2 de Diciembre
Anoche nevó. Que alegría. Estaba todo cubierto de una capa blanca. Parecía una postal, una película. Salí con la pala a quitar la nieve de los escalones y la entrada. Me restregué en la nieve y después tuve una pelea de bolas de nieve con los vecinos (gané yo). La máquina quitanieves pasó después y volví a darle a la pala. Qué lugar tan bonito.

12 de Diciembre
Anoche volvio a nevar. No me gusta mucho limpiar la entrada. Pero bueno, qué le vamos a hacer. De cualquier forma este lugar es vida.

19 de Diciembre
Anoche nevó otra vez. No pude limpiar la entrada por completo porque casi al acabar paso la máquina quitanieves y me lo llenó todo de una nieve sucia. Hoy ni pude ir a trabajar a causa de la nieve. Estoy un poco cansado de la pala. Puta máquina quitanieves.

22 de Diciembre
Anoche volvió a caer nieve -- mejor dicho... MIERDA BLANCA. Tengo las manos llenas de callos por culpa de la pala. Creo que el conductor de la máquina quitanieves me vigila desde la esquina y espera a que acabe de quitarla con la pala para pasar la máquina y llenarme toda la acera de nieve sucia. La puta madre que lo pario.

25 de Diciembre
Felices Navidades blancas... pero blancas porque estan cagadas de esa mierda blanca. Puta mierda puta de la máquina quitanieves te juro que a ese cabrón lo mato a palos. No entiendo por que no usan más sal en las calles para que se derrita más rapido este hielo de mierda.

27 de Diciembre
Anoche todavía cayó mas mierda blanca de esa. Ya llevo encerrado tres dias. Salgo nada mas que cuando tengo que quitar la nieve con la pala y me paso horas vigilando para asegurarme que la máquina quitanieves pase antes de que yo la quite. No puedo ir a ningun lugar. Mi coche esta enterrado bajo una montaña de nieve negra. El telediario dice que esta noche van a caer diez centímetros más de nieve. No me lo puedo creer.

28 de Diciembre
El comemierda del telediario se equivocó otra vez. No cayeron diez centímetros de nieve, cayeron treinta y cuatro centímetros de esa mierda asquerosa. Me cago en su madre... esta nieve no se derrite ni para el verano. Ahora resulta que la máquina quitanieves se rompio cerca de aquí y el imbecil del conductor vino a pedirme la pala prestada. Qué cara tiene el muy desgraciado. Le dije que se me habian roto seis palas limpiando la mierda que él me dejaba a diario en las aceras. Despues le rompí la septima pala en la cabeza. Se lo merece el muy cabrón.

4 de Enero
Al fin hoy pude salir de la casa, así que fui a buscar comida. Por el camino un puñetero reno se me atravesó delante del coche y lo estrellé contra un arbol. Casi me mato. Mierda del coche me va a salir como en 300.000 pelas. Debiera salir una noche y envenenar a esos animales de mierda. ¿Qué objetivo tendrán en este planeta sino el de joderlo a uno? Ojalá los cazadores hubiesen acabado con todos ellos el año pasado, o por lo menos, que la temporada de caza durase el año entero.

15 de Marzo
Al salir de casa, me resbalé en el puto hielo y me partí una pierna.

3 de Mayo
Cuando me quitaron la escayola, lleve el coche al mecánico. Me dijo que estaba completamente oxidado por debajo a causa de la puta sal que echan en las calles. ¿A quién se le ocurre? Es que no habrá otra forma de derretir la puta nieve?

18 de Mayo
La verdad es que a cualquiera que se le ocurra vivir en esa ciudad de mierda tan solitaria y tan fría tiene que estar loco de atar. Es la muerte. Tráfico, ruido y cachondeo. Qué delicia de vida era Madrid... lo demas es tontería.

4 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Muy bueno, yo lo conocía de un cubano que va a vivir a Minessotta.

Jan dijo...

Y yo de uno que va a una zona llena de alces en Nebraska

Dragonkik55 dijo...

NO lo conocía, pero es completamente verdad, aquí el primer día que nieva, ¡¡que bonito¡¡, cuando te has pegado 3 resbalones, te has quedado atascado, o no puedes entrenar....

SeRgIo dijo...

Jajajajajajajajjajajajajaja, me he reído un rato con el diario. Muy bueno