jueves, 29 de diciembre de 2011

Balance del 2.011 y propósitos para el 2.012

Llegadas estas fechas en lo de correl, como en otros aspectos de la vida, toca hacer balance de cómo nos ha ido en el año que se va y hacer propósitos para el año que llega.

El balance del 2.011 ha sido bastante malo. A lo largo del año he tenido lesiones y enfermedades con operación incluida y larga recuperación. Total, que apenas si he podido competir en plenitud y en consecuencia no he mejorado ni una sola marca ni he mejorado los registros del 2.010.

Esto es algo totalmente lógico. Para mejorar o para mantenerse, es necesario un mínimo de continuidad en los entrenamientos y eso es algo que me ha faltado. En esto del atletismo no se puede vivir del pasado y en cuanto uno falta a la tarea, los resultados se resienten.

En cuanto a los propósitos para el 2.012 y visto lo visto, lo primero es tener continuidad. Si cuando vuelva a los entrenamientos persisten los problemas físicos, los atacaré de raíz. Por tanto, primer propósito, pasar por chapa y pintura cuando sea menester.

Y una vez conseguida un mínimo de continuidad, mantengo como objetivo el cto. de Europa de veteranos en pista cubierta en San Sebastian 2.012. Por tanto, distancias cortas y mucha pista es la opción en lo que a competiciones se refiere.

Y si veo que con este entrenamiento, y teniendo en cuenta el propósito de ir al fisio, siguen los problemas físicos, desistiré del objetivo del cto. de Europa y viraré a la larga distancia. Hacer muchos kilómetros a ritmos aeróbicos y como mucho a umbral, suele ser menos problemático para las lesiones musculares.

Nos seguimos leyendo.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Cross de Parla

Ayer se disputó el campeonato autonómico de cross por equipos para veteranos y allí estuve dándolo todo por el clus, a pesar de que el sábado no fue precisamente un ejemplo de lo que hay que hacer en un día de competición por temas diversos que no sólo tienen que ver con los saraos de estas fechas.

El cross de Parla es facilito de correr. Son 4 vueltas a un circuito de km. y medio, con 3 giros de 180º contados y una superficie bastante fácil. Sólo hay un tramo conflictivo, en uno de los giros, en una zona de césped que cuando pasamos los yayos de 35 a 45 años estaba ya trillado y donde más de uno dio con sus huesos en el suelo. Es el típico circuito que aguanta muy bien los clavos pero que si no corres con ellos tampoco pasa nada salvo en el mencionado giro.

Mi participación fue algo accidentada. Cuando iba a acceder a la zona acotada para los corredores llegó un compañero y tuve que ir a darle el chip y dorsal. Nos entretuvimos demasiado y cuando iba hacia la salida dieron el pistoletazo. Total que tuve que tuve que dejar pasar al pelotón e incorporarme al final. Y a partir de aquí a hacer mi carrera.

Poco a poco fui remontando posiciones aunque si tenemos en cuenta que salí casi el último, pocos puestos pude remontar, como lo demuestra el hecho de que quedé el 90 de los 100 llegados a meta. Aquí podéis ver la clasificación del campeonato de Madrid de cross de veteranos por equipos 2.011.

Además de todo esto está mi dichoso isquio que sigue dándome guerra. Ayer lo noté durante toda la carrera pero no es menos cierto que no pasó de eso y que me dejó correr sin problema. A pesar de todo le voy a dar un descansito de 2 semanas y con el año nuevo empezaré otra vez desde el principio, despacito y con buena letra.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Reordenando el calendario

Hace ya algo más de tres semanas de que me dio el toquecito el isquio. No sé si se va a quedar sólo en toquecito o si la cosa va a ir a más. De momento estos días estoy saliendo a correr, pero la cosa ni está ni acaba de irse. Parece que si salgo a hacer cualquier cosa puedo tirar bien una vez que he calentado.

A pesar de todo voy a optar por la prudencia. De momento cancelo todo lo que tiene que ver con la temporada de pista cubierta en invierno. Prefiero seguir haciendo base, acumulando sesiones de fuerza y kilómetros, fortalecer toda la zona afectada y pasado un tiempo, si me veo, me plantearé la temporada de pista.

Mientras tanto este domingo iré a Parla al cto. de Madrid de cross de veteranos por equipos. Son 6 kilómetros en un circuito no muy exigente. Me borro de cualquier intentona de correr alguna San Silvestre y me reservo para finales de enero para el cto. de Madrid de cross corto. Y entre uno y otro cross, lo dicho, trabajo de base, trabajo de fuerza y a ver si puedo quitarme la cosa.

lunes, 12 de diciembre de 2011

¿Hay esperanza?

Hoy destaco un par de cositas que comenta Jon Karla, al que tuve el placer de conocer en el último curso de entrenador que hice. Creo que no le falta razón.

En un futuro no muy lejano rebrotará nuestro deporte ya que estará nuevamente en sintonía con la sociedad.

El atletismo es educativo- formativo a más no poder, por lo que le cuesta encontrar su ubicación en un mundo tan desorientado.


Aquí podéis leer la entrevista a Jon Karla Liceaga.

domingo, 11 de diciembre de 2011

El año que viene el naranja estará de moda


Sin embargo yo no iré con lo que se lleva ya que la camiseta está secándose recién lavada, pero tiene el olor a sudor tan metido dentro que sólo con acercarse ya se percibe. A la basura y a sacar las que tengo en el cajón.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Como agua entre los dedos



Parece que es lo que pasa con la buena forma, que se te va casi sin darte cuenta. Lleva uno tres meses acumulando entrenamientos, sin contratiempos, cumpliendo el guión, encontrándose cada vez mejor, volviendo a disfrutar de las sesiones de calidad.

Empieza uno a hacerse ilusiones de carreras que disputar, de las marcas que le pueden salir, intentando planificar competiciones a medio plazo, a pensar en cómo preparar unas distancias u otras.

Y entonces llega el contratiempo en forma de lesión. Pero parece que es poca cosa y en unos días está uno como quien dice al pie del cañón, aunque con reservas, no al 100% pero al menos pudiendo estar en el ajo.

Y entonces es cuando viene la realidad inexplicable. ¿Cómo es posible que apenas hace 2 semanas estuviera como una moto (o casi) y ahora hacer ná me cuesta horrores? Se me ha escapado la forma como agua entre los dedos.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Hay que ser fuertes

Lo que son las cosas, llevaba tres meses entrenando con continuidad, incluso ya haciendo series hasta dos veces algunas semanas, todo con calma, sin correr más de la cuenta, sin ir más rápido de lo que debiera, sin hacer más de lo que tocaba.

Pero el destino me tenía reservado este nuevo contratiempo que me tiene contrariado. Cuando te lesionas en los últimos 100 m. de la última serie pareces creer que alguien o algo va contra ti y no te va a dejar en paz, como así parece. ¿Qué es lo que me duele? ¿Cuál es mi problema ahora?

Pues no sé si es eso que llaman síndrome de acortamiento de isquios. Gente que lo padece o que cree padecerlo me comenta que mis síntomas son cláramente de que si y de que me vaya mentalizando a convivir con ello para bastante tiempo, si no para los restos.

¿Sintomas? El isquio que se hace notar, pero no acaba de obligarme a parar. Puedo hacer ritmos sostenidos y alguna serie, pero siempre tengo como una sensación de bloqueo en la pierna que parece que no acaba de tener amplitud de zancada, en ocasiones hay un cierto hormigueo en la pierna afectada...

¿Cómo lo soluciono? Estiramientos de isquios de todos los tipos, piramidal. Me han recomendado que también fortalezca la zona en el GYM y que haga abdominales. Y así ando.

Y entre unas cosas y otras, lo que son las cosas, hace apenas dos semanas me veía con muchas posibilidades de hacer un sub 40 laaaargo en un 10.000. Hoy he bajado a trotar un poco al sol de mediodía y a los 10' iba ya asfixiadito. Pero no me voy a rendir, porque esto del correl me gusta mucho.

¡Y todo esto, cuando sólo faltaban 100 m. de la última serie!

martes, 6 de diciembre de 2011

Carrera Popular de la Constitución e integración de Barajas

No conocía esta carrera que se celebra a apenas 10' de mi casa y que es además es gratis. Perfectamente organizada por A.D. Marathon, aunque es verdad que está apadrinada por la junta municipal, lo cual en los tiempos que corren es mucho y un recorrido muy planito. El que sean tres vueltas a un circuito y que la distancia sea indeterminada (algo más de 9 km.) es lo de menos. A partir de ahora pasa a ser una de mis recomendaciones para cuando alguien me pregunte qué correr el día de la Constitución.

Por mi parte, carrera en familia, mi chaval terminó 3º en su categoría.


Yo estaba con la mosca detrás de la oreja o, lo que es lo mismo, escuchando al isquio. La verdad es que no dejé de notarle en toda la carrera pero no es menos cierto que no me impidió correr. Pero no me acaban de gustar las sensaciones que me transmite, con lo cual no sé por dónde tirar. Imagino que lo más lógico será ir con prudencia, estirar mucho la zona y cuando se pueda, gimnasio para fortalecer, aunque tampoco tengo claro del todo que esa sea la solución. En cualquier caso por probar no pierdo nada.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Con el ojo en el isquio

Lo que son las cosas, a principios de la semana pasada me encontraba casi a tope hasta el punto de que me veía para hacer muy buen 10.000 en Valencia. Al final no pude correr allí y por precaución seguí sin entrenar hasta el jueves de esta semana.

El jueves me acerqué a la pista de Palomeras a rodar con mis compañeros del Páris. Pude rodar sin problema, aunque no dejaba de notar que el isquio estaba ahí, lo cual no era bueno. El viernes metí algo de pesas y unos kilómetros muy suaves. Misma sensación, la de poder correr pero nunca dejé de sentir ahí el toquecito del isquio.

Ayer sábado una vueltecita de tuerca más. En realidad salí con mi chaval a que se hicera unas series en la pista del Suanzes. Él hizo 5 vueltas por la calle 6 de la pista (225 m.), yo le seguía por la calle de dentro, (185 m.) Más de lo mismo, correr sin problemas pero notando al musculito de marras, si bien lo de ayer se parecía más a las agujetas (¿el gym?).

Para terminar la semana, hoy rodajito muy suave con el solecito del mediodía, con la sensación de querer apretar al final y de poder hacerlo, con el músculo respondiendo una vez calentado pero siempre recordándome que está ahí.

Conclusión después de estos cuatro días, NO MAL, pero sin dejar de notar que el isquio está ahí. Espero que la cosa vaya superándose y que poco a poco deje de piar. Mientras tanto, paciencia, sin precipitaciones y a seguir construyendo desde donde estaba.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Es el momento del adios

Una de las camisetas de la San Silvestre Vallecana


Confieso que este título tenía la intención de que lo pensárais pero no, no creáis que me despido de esto del correl ni que dejo de escribir en el blog, no van por ahí los tiros. Este post va sobre la ropa, en concreto sobre la técnica.

Todos tenemos esa camiseta que nos dieron en tal carrera y que nos gusta, ya no por su diseño o colores (que viene a ser lo mismo) sino porque es finita y no da calor cuando todavía no hace mucho frío o todo lo contrario, es de las que abriga cuando hace pelona pero, a la vez, transpira y no nos empapamos cuando entrenamos con ella.

Pero como la mayoría de ropa técnica, llega un momento en que por mucho que la laves, por muy bueno que sea el detergente o el suavizante, no hay quien le saque el olor y nada más ponértela ya huele a chotuno. Es el momento de tirarla a la basura, mal que nos pese.

Renovar el ajuar es fácil, con apuntarse a varias carreras en invierno, nos surtimos de camisetas técnicas de manga larga y lo mismo con las cortas en verano. Lo que puede pasar es que las camisetas nos duren mucho (como es mi caso, que todavía voy por ahí con la técnica que nos dieron en en maratón del milenio, allá por el 2.001) y cuando estrenemos camiseta, estemos sacando en el 2.011 la de Canillejas 2.005 (que también me ha pasado).

Pero tampoco es plan de renovar vestuario todos los años. Hay que velar por el planeta. Yo, cuando tengo los cajones llenos de camisetas, regalo las que me van dando.