lunes, 28 de julio de 2014

Una sesión menos, un km. menos

Termino la semana con 84 kilómetros en 7 sesiones, uno menos que la semana pasada pero es verdad que entonces fueron 8 sesiones. Esto significa que voy metiendo más volumen pese a los calores. El cuerpo de momento va aguantando aunque algunos días el entrenamiento se ha quedado en faena de aliño, que no es poco.

El detalle de la semana queda así:

1ª sesión. 1 km. de calentamiento + 12 de c.c.s.
2ª sesión. 11 km. de c.c.s.
3ª sesión. 2 km. de calentamiento + 3 x 9'30'' (es un circuito con una distancia indeterminada que hago a ritmo de serie).
4ª sesión. 11 km. de c.c.s.
5ª sesión. 15 km. de c.c.s.
6ª sesión. 11 km. Este día estaba tan machacado que no pude hacerlos seguidos y tenía que ir parando en los semáforos. No se puede calificar ni de faena de aliño.
7ª sesión. 15 km. de c.c.s.

Además la clásica salida en bici de los domingos. Algo más de 2 h. desde la casa de Campo siguiendo el carril bici en sentido de las agujas del reloj hasta San Blas. Comentar que por fin ya sé dar la vuelta entera pese a los varios tramos en los que perder la pista del anillo ciclista es más fácil que difícil. Un día de estos me lío la manta a la cabeza y completo la vuelta en sentido contrario a como lo voy a hacer cuando vaya en compañía.

viernes, 25 de julio de 2014

Las series mejor por la tarde

La mayoría de los corredores populares entrenamos por la tarde. Lo hacemos al salir del trabajo robándonos un poco de tiempo a nosotros mismos y a los nuestros. Los que tienen la suerte de trabajar sólo por la mañana suelen esperar a los que no son tan afortunados con tal de entrenar en grupo. Ya se sabe, entrenamientos compartidos, sufrimiento diluido.

Parte de los entrenamientos consiste en hacer series. Y llamo series a correr más rápido que lo que lo hacemos en carrera. Si uno hace un 10.000 en 50 minutos, si en un entrenamiento hace miles a 4.30 está haciendo series. Esos mismos miles a 4.30 no serían series para uno que hace un 10.000 en 35 minutos.

Cada uno a nuestro nivel procuramos hacer entrenamiento de series y solemos encajarlo en nuestras tardes de entrenamiento. Lo más normal es que la mayoría hagamos dos días de series, las tardes de los martes y los jueves.

Pero, ¿habéis probado qué es lo que ocurre cuando algún día lo tenéis libre y queréis sacar el entrenamiento de series por la mañana? De entrada el cuerpo no está habituado a entrenar a esas horas y le cuenta más entrar en acción. No es de extrañar que un entrenamiento vespertino suave se te haga más duro que uno por la tarde más exigente.

Y si nos ponemos a hacer series el desastre puede ser total. El cuerpo protesta, no aguanta los ritmos, está como si le faltara gasolina. no andas ni para atrás. Si eres capaz de terminar el entrenamiento previsto lo harás con más sufrimiento del habitual e incluso con peores tiempos de lo que esperabas.

El cuerpo está habituado a unos esfuerzos a determinadas horas y cuando le sacas de su rutina el rendimiento suele bajar bastante. Por eso si algún día te da por hacer series por la mañana y ves que te salen peor de lo que tenías previsto, no te desanimes, es algo normal que nos pasa a todos.

jueves, 24 de julio de 2014

lunes, 21 de julio de 2014

Ochenta y pico kms. con estos calores

Buena la semana del 14 al 20 de julio, con un poco más de volumen que la anterior, con más capacidad de sufrimiento en las series y con un entrenamiento en el que he llegado a los 15 km. Lo más destacado han sido las temperaturas, de más de 40º los primeros días de la semana y un fin de semana en el que apenas si se pasó de los 25. El entrenamiento largo lo hice el domingo con temperatura fresca... para ser verano.

Resumen:
Sesión 1. 12 km. de c.c.s.
Sesión 2. 5,5 km. de series. Estaba cerrada la pista del Suanzes y me di dos vueltas a la manazana.
Sesión 3. 10 km. de c.c.s.
Sesión 4. 6 km. a ritmo de calentamiento.
Sesión 5. 5 x 1.000 en Arcentales. Uno más que la semana anterior y a mejor media. Esta es la línea que tengo que seguir.
Sesión 6. 12 km. de c.c.s
Sesión 7. 12 cuestas. Tengo un circuito de unos 350 m. que termina subiendo y me lo hago como entrenamiento de fuerza.
Sesión 8. 15 km. en progresión.

La suma da en torno a los 85 km. Sigo sufriendo mucho en los entrenamientos largos y me cuesta pasar de la docena. Esto no tiene que ver con el calor, llevo ya unos años con estas sensaciones, pero el fondo es algo que se coge dándole al mazo, así que seguiré intentándolo.

Para rematar el domingo por la tarde 2 h. y pico en bici que acabaron de dejarme las piernas...

lunes, 14 de julio de 2014

La ruta del colesterol vs km. recorridos en un partido de fútbol

Cada vez son más los partidos en los que nos aparece el dato de distancia recorrida por el jugador. Desconozco qué método se utiliza para hacer la medición pero no he encontrado ninguna información que desmienta los datos que se ofrecen por lo que doy por hecho que son correctos. He encontrado una noticia en la que se aportan una serie de estadísticas del mundial, pero el dato de km. recorridos no aparece: El mundial 2.014 en números.

Y no deja de sorprenderme cómo se considera al fútbol como un deporte de fondo a la luz de los datos que se nos ofrecen. Tenemos un ejemplo en el artículo Leo Messi corrió 51,9 kilómetros 16,4 menos que el alemán Kroos. Así nos encontramos con que el ahora campeón del mundo ha recorrido 11,5 km. de media en 95 minutos (se habla de 570 minutos, es decir, 6 partidos y una prórroga).

11,5 km. en poco más de hora y media. Esto nos da 7,2 km. por hora o un ritmo de más de 8' por kilómetro.

Si nos centramos en el primer dato nos encontramos con que muchos jubilados que se van a andar todos los días a tantas rutas del colesterol que tenemos en nuestro país están más o menos a esos ritmos. Poneos a seguir a alguno de ellos y veréis el ritmito que llevan y veréis que muchos están por encima del ritmo de muchos futbolistas.

Si nos vamos al ritmo por kilómetro nos encontramos con que los futbolistas que más kilómetros hacen en un partido de fútbol corren a más de 8' el kilómetro. Ningún fondista estaría en la élite con estos ritmos y muchos de nosotros, populares, corremos maratones, sí, 42 kilómetros seguidos, a ritmos más altos.

Conclusión, estos chicos juegan muy bien al fútbol, pero no los tengan por fondistas porque les falta un buen trecho.

domingo, 13 de julio de 2014

8 sesiones, 7 días...

... 7 de correr y una de bici. Os voy contando la semana 2 hacia el Maratón de Logroño, con un poco más de volumen que la anterior, algo más de calidad y tirando de freno porque de momento las fuerzas están bastante enteras.

Sesión 1. 10 km. de c.c.s. Nada que destacar.
Sesión 2. 7 km. de c.c.s.
Sesión 3. 7 km. en progresión.
Sesión 4. 2 km. de calentamiento + 4 x 1.000 + 1 km. de enfriamiento. Primeras series. Me hubiera gustado hacerlas algo más lentas para poder hacer más pero sin quererlo estaba haciéndolas por debajo de 4'. Me hago el propósito de en las siguientes hacer al menos 6 km.
Sesión 5. 10 de c.c.s.
Sesión 6. 12 de c.c.s. Destacar que fue muy de mañana y que a pesar de que estamos ya a mediados de julio fue un entrenamiento en el que pasé menos calor que el que he pasado en muchas tardes de invierno. Por suerte (para los que no estamos en la playa) está siendo un verano muy benigno y por las mañanas hasta hace fresco. Aunque hoy, a 13 de julio de 2.014 siendo las 14.20 h. parece que ya empieza a apretar la caló y que ahora ya sí que sí el verano está aquí para quedarse.
Sesión 7. 3 km. de cal. + 12 x 250 + 1 km. Lo de los x250 fue porque la pista del Suanzes estaba cerrada a las 8 de la tarde y me fui a un trozo de calle que tiene una forma muy parecida a una pista de atletismo y hacía tres lados corriendo y el otro recuperaba andando.

La octava sesión fue en bici. Por fin he conseguido cerrar el anillo ciclista por los tramos que no conocía. Ahora el reto es que mi amigo José se vea con fuerzar para darle la vuelta entera del tirón. De momento ya sabemos por dónde hay que ir en los numerosos tramos en los que la señalización brilla por su ausencia y es imposible orientarse para alguien que no conozca un poquito Madrid.

lunes, 7 de julio de 2014

Liquidando más zapas

Toca cambio de neumáticos.
Éstas son las Mizuno Wave Enigma que ya doy por finiquitadas. Me ha gustado el comportamiento que han tenido a nivel de suela, pero no tanto el de la parte textil.

Así han quedado las suelas.

Rumbo a Logroño

Semana de 1 al 6 de julio, primera de mi preparación para el maratón de Logroño, prueba que me he puesto como objetivo para poder encontrar la motivación suficiente para entrenar durante este verano que de momento no lo está siendo.

Tras las dos semanas de paro biológico tras el problemilla en el isquio me he planteado una semana tranquila, con algunos rodajitos pero muy muy suaves sobre todo escuchando al músculo por si quería decir algo, cosa que no ha sucedido. Así que doy por superada la prueba y ya me considero bien físicamente para empezar a meter algún km. más.

Voy a ir semana a semana porque esto del entrenamiento cada día me da más sustos y prefiero no hacerme planes ni siquiera a medio plazo. Así que os iré contando por aquí cómo van pasando los entrenamientos y si hubiera algún contratiempo también lo pondría.

De momento de lunes a domingo rodajitos suaves y el domingo por la tarde, además, 2 horas de bici. Desde la primavera un amigo y yo quedamos todos los domingos a dar una vueltecita en bici. Tenemos el objetivo de dar la vuelta al anillo ciclista de Madrid, para el que el principal problema es seguir la senda puesto que en algunos tramos es casi imposible saber por dónde transcurre. Ya nos lo sabemos casi todo y según vamos cogiendo fondo asaltaremos el objetivo quizás a finales de agosto. Esto a más del correr.

martes, 1 de julio de 2014

Del partido a partido al semana a semana.

Me he tomado dos semanas de paro biológico tras el pequeño incidente que os comentaba en la crónica de la Norte - Sur. En estas dos últimas semanas sólo he cogido la bici las fiestas de guardar. Y por eso de que este año en Madrid el Corpus lo ha sido, en total han sido 3 días, 4 si contamos que el mismo día de la Norte - Sur también cogí la bici.

Hoy, coincidiendo con el inicio del mes, he retomado los entrenamientos atléticos. He aprovechado la fresca y me he dado una vueltecita suave por el barrio escuchando a ver si el isquio quería decirme algo y la verdad es que no ha dicho ni pío. También es verdad que el ritmo al que he ido no era precisamente el que te despega las pegatinas, sino más bien todo lo contrario.

Y a partir de ahora a pensar en el próximo objetivo. ¿Cuál? Tengo en mente la primera edición del maratón de Logroño que se disputará a mediados de septiembre. No sé si cuando llegue el momento podré ir por muchas cuestiones en las que estoy inmerso, pero voy a pensar en que los astros se alinearán y que lo extradeportivo no vaya a suponer ningún problema.

Y luego está lo deportivo. En los últimos tiempos no salgo de una cuando ya he entrado en la otra. Entre operaciones, lesiones y demás no soy capaz de tener continuidad, así que haciendo bueno el "Partido a partido" del entrenador del Atlético de Madrid, yo voy a ir semana a semana, sin prisa pero sin pausa, intentando tener continuidad. Son 11 semanas desde hoy, tiempo más que suficiente para llegar con una puesta a punto más que aceptable.

Así que este es el objetivo. ¿Podré cumplirlo? Lo vamos viendo semana a semana.