martes, 24 de agosto de 2010

Se han cumplido los planes

He sobrevivido a las fiestas patronales y en lo puramente deportivo he cumplido con los planes que tenía.

Como buenas fiestas que han sido han abundado los excesos gastronónimos, tanto en la cantidad (me he cansado de decirle a mi madre que no sacara más comida) como en la calidad (aparte de la paella comunitaria no he probado los hidratos). Pero tampoco es plan de andarse con las rigideces de nuestro menú estando de fiesta.

En lo deportivo, completé la semana pasada con 100 km. redondos en 7 sesiones y ya, sin quererlo, van saliendo kilómetros a buenos ritmos. Además el salir tempranito ayuda a ir deprisa y al llegar uno se siente menos cansado con lo que las recuperaciones han sido mejores.

Esta semana, ya en Madrid, intentaré meter alguna tiradita de 2 h. como primera aproximación a lo que es el maratón. En cuanto a calidad todavía no quiero meter series como tales (de hecho no sé si haré alguna en la preparación de este maratón). Eso si, intentaré que los ritmos vayan sienndo cada vez más rápidos.

5 comentarios:

manuelbinoy dijo...

Enhorabuena por esos cien, Vicente; estoy de acuerdo contigo; casi nunca suelo hacer series; las sustituyo por cambios de ritmo; no me dejan tan cansado muscularmente y los beneficios que se obtienen de cara a una maratón son casi los mismos, al menos así me lo parece a mí; ánimo y adelante con esa preparación; un saludo.

Vida RUNNER dijo...

Cien kilómetros en una semana y estando en fiestas patronales, un maratón para ti debe ser un paseo, jejeje. A seguir así de bien.

Un saludo.

Rosa dijo...

Vaya kilometraje semanal! madre mía!! la mejor manera de quemar las alegrias gastronomicas de las fiestas!! jajajajja

david sanchez dijo...

Muy buena semana de acumulación, un abrazo.

vsblanco dijo...

Manuel.
Yo creo que para preparar el mejor maratón posible sí que hay que hacer series, lo que pasa es que las circunstancias obligan. También creo que si se tiene algo menos de tiempo, como es mi caso, se puede preparar bien a base de muchos ritmos controlados y cambios de ritmo.

VidaRunner.
Lo bueno de las fiestas en el pueblo es que por la mañana no hay mucho que hacer (al menos donde yo he estado) así que he aprovechado ;-)

Rosa.
Pues sí, algo he quemado, pero creo que al final los excesos han salido ganando. Pero no me arrepiento. Ahora se vuelve a la rutina, se ordena el tema de las comidas, me privo de alguna cosa y asunto arreglado. No vamos a estar toda la vida como monjes de clausura.

David.
Espero que la pasada sea la primera de 5 ó 6 semanas centenarias.