sábado, 14 de agosto de 2010

Virando a rojo


Hoy a la hora de la ducha el grifo estaba mirando más hacia el color rojo que hacia el azul. Y es que con el fresquito que ha hecho estos dos últimos días apetece más una ducha calentita.

Las cabañuelas
Estas temperaturas tan frescas en pleno agosto tienen su explicación en la sabiduría popular. Los hombres del campo creen que los primeros días de agosto nos dicen cómo va a ser el tiempo del año siguiente. El día 1 regiría para todo el año, y a partir del 2, enero, el 3 febrero y así hasta el 13, diciembre. Y ayer fue 13, que regiría diciembre del 2.011. ¿Tiene sentido que ayer hiciera fresco?

Más kilómetros, menos esfuerzo
Total, que había quedado con Sanseboyal en el parque a las 8.15 y allí me he presentado puntual como un reloj. Y con la fresca, de charleta, y a lo tonto a lo tonto han ido cayendo las vueltas al parque (3.5 km) hasta que he completado un total de 19.

La pena es que era muy pronto y yo muy de mañana no soy persona, pero a pesar de todo la tiradita de hoy ha costado infinitamente menos que los 17 del lunes. Aquello si que fue un infierno entre el calor y la humedad.

2 comentarios:

Rafa dijo...

También la sabiduria popular dice que el calor de verdad en verano va de virgen a virgen, y la segunda virgen es mañana día 15, veremos.
Aqui en la sierra se puede salir a correr un poco más tarde por las mañanas y desde luego ya no pega tan de lleno el Lorenzo.

manuel binoy dijo...

Buena tirada, Vicente; la verdad es que correr sin tanto calor se agradece; ánimo y a seguir, nos leemos.