martes, 22 de marzo de 2011

Mala noche

Vaya nochecita que he pasado. Creo que se ha juntado todo, por un lado un café que me tomé ya entrada la tarde y, ya se sabe, según uno va madurando hay que tener cuidado con los estimulantes. Y por otro el trotecillo de ayer, que se quedó en unos 12 km. con terreno ya variable, incluída alguna cuesta.

Total, que entre que tenía las patas demasiado ardiendo, el café y que he estado toda la noche dándole vueltas a la cabeza con algunas cosas pendientes, he pasado una noche casi en vela. Y entre otras cosas me venían a la cabeza aquellas en que me ardían las patas, cosa que también pasaba.

En fin, que espero que sea la primera de muchas noches de duermevela porque las patas arden de todo lo que he podido correr.

5 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Todos tenemos esos días, yo también he tenido mala noche pensando que hoy me tenía que hacer un análisis de sangre, es que soy así de cobarde. Lo importante es que las piernas van asimilando esos kms, ya estás en línea ascendente.

Raúl dijo...

Ya vas para arriba, dentro de poco los malos días serán un mal recuerdo

Trapatroles dijo...

Cuida esos sueños que son fundamentales para entrenar bien.
Saludos

Carles Aguilar dijo...

Es que ya empezamos a tener una edad... Yo últimamente empiezo a evitar el café de después de la cena... El descanso y la desconexión física y psíquica son fundamentales....

Bel_ga_rion dijo...

Y mirando el reloj y calculando lo que dormirás si te duermes en ese instante... Si no duerme por las patas buena señal es.