domingo, 22 de enero de 2012

Cto. de Madrid de cross corto

Mala especialidad he elegido para mi reaparición en esto de la competición. Sin duda un cross es la carrera más dura que puede haber y eso que en la de hoy nos ha acompañado el tiempo, y de que manera: cielos despejados, ausencia total de viento y una temperatura rondando los 15º. Ideal para una carrera de 4 km.

El circuito que han elegido, sencillamente, fantástico, muy crosero, con varios giros de 180º, aprovechando la orografía al máximo al sacarle el máximo partido a la ladera de una pequeña loma que había que subir hasta 4 veces antes de hacer los mencionados giros.

El piso bastante bien. No es para menos teniendo en cuenta que hace más de una semana que no cae ni una gota de agua y que el calor de estos días y la ausencia de nieblas va secando la tierra. A pesar de todo circuito que admitía perfectamente los clavos, pero que tampoco hacía que se echara en falta, como ha sido mi caso.

La carrera, pues como todos los crosses, sufriendo, notando mucho la falta de entrenamiento. Tirarse un mes sin competir se nota y después de una semana que es lo que hace que he reaparecido, no se pueden pedir milagros. De hecho ha ocurrido todo lo contrario. Las clásicas molestias que uno tiene cuando regresa a los entrenamientos han llamado hoy a mi puerta en forma de "algo" (no sé si elonganción, contractura u otra cosa) en el sóleo de la pierna izda. Así que por precaución las subidas tocaba hacerlas regulando en exceso para poder terminar.

En fin, lejos de los registros y rendimientos que solía acreditar. Me queda mucho por entrenar y espero tener continuidad para poder hacerlo.
La clasificación del Cto Madrid Cross Corto Individual y Clubes 2.012

2 comentarios:

CarLitros dijo...

En fin Vicente, ya sabemos cómo son los crosses. Como bien dices, mala elección para volver a la competición o tener buenas sensaciones.

Un abrazo

vsblanco dijo...

Pues sí, no es la mejor elección, pero había que completar equipo...