martes, 20 de marzo de 2012

Vaya con los de la manguera


Esta tarde noche he quedado con un conocido que se está preparando para bombero. Los dos solemos salir tarde de trabajar y las ocho de la noche nos venía bien para rodar en compañía. Además él quería que le enseñara el parque, las marcas, las distancias y demás.

Hablando del entrenamiento que lleva y de las pruebas que tiene que hacer me ha sorprendido la cantidad y calidad de sus entrenamientos. La prueba más larga es un mil, donde el 10 lo pone el mejor, es decir que si va Arturo Casado sería como a 2.20 o poco más, pero el 5 es a 5' el km. Pues para hacer el mil les meten entrenamientos de 8 x 400 a 1.12.

Claro, que con esos tiempos hay dos opciones, o te rompes o te pones más fuerte que el vinagre. En su caso ha sido esto último. Nos hemos dado 2 vueltas al parque de Arcentales (3,5 km. la vuelta), la segunda de ellas a poco más de 4' el km. y el bicho me ha reventado.

En cualquier caso contento por como he rendido y satisfecho por seguir encontrando el puntito de sufrimiento.

1 comentario:

RA dijo...

En las pistas donde corro hay un grupo de bomberos que entrenan y dan miedito las criaturas. Juventud divino tesoro.