domingo, 1 de abril de 2012

Semana Santa, tiempo de excesos


Y no lo digo porque la gente se ponga hasta arriba de Torrijas, aprovechen para tomar el sol en exceso (si no llueve, cosa que en los últimos años es lo habitual), coman o beban de más durante sus vacaciones, etc. etc.

Es habitual que muchos corredores, aprovechando que están de vacaciones, se meten entrenamientos en los que parece que quieren emular a la élite. La consecuencia suele ser sobreentrenamiento que, como mal menor, les deja agotados para las siguientes dos o tres semanas. El mal mayor puede llegar en forma de lesión.

Así que si estás de vacaciones, durante la Semana Santa a entrenar lo que toca. Si tienes la suerte de estar de vacaciones (lo que significa que tienes trabajo :-)), piensa que te costará menos entrenar ya que estarás más descansado que un día de una semana de trabajo.

Mucho ojito todos los que tenéis pendiente el maratón de primavera (Madrid, París, Rottherdam, Hamburgo), que excesos de este tipo os pueden dejar sin una buena carrera.

3 comentarios:

SeRgIo dijo...

Desgraciadamente para mi y aun teniendo la suerte del trabajo, esta noche he cometido un pre-exceso de semana santa que espero bajar mañana mismo dando unas vueltas por el parque de Arcentales, jajaja.

Carlos Payán Alonso dijo...

Tomaré nota amigo. Dentro de tres semanas tengo el Maratón de Londres, tengo vacaciones esta semana santa, y estoy ya en un estado de forma muy muy bueno, así que intentaré estos días no pasarme de la raya y simplemente alargar este estado unas semanas hasta el maratón, jeje.
Pero sí que es verdad que a los populares a veces nos pueden las ganas de entregar más de la cuenta y nos sobre entrenamos.

Guillermo dijo...

Moraleja: más torrijas y menos km.

Yo a eso me apunto (bueno a las 2 cosas)

Salu2
G.