viernes, 25 de mayo de 2012

Viejas costumbres

El tiempo es oro y muchas veces tenemos que ingeniárnoslas para que nos dé más de sí y de esta manera poder sacarle rendimiento a las 24 horas del día que en más de una ocasión se nos quedan de más de cortas.

Y precisamente para aprovechar el tiempo hace unos años que empecé con el hábito de volverme corriendo desde el trabajo hasta casa. Es un trayecto relativamente corto, 8 kilómetros si voy por el trayecto más directo, aunque lo normal es que dé algún rodeo para completar una tiradita de 12 km. que, en ocasiones, han llegado a ser 20 haciendo algún rodeo de más.

Esto de volverse corriendo quizás parezca una tontería pero con los datos en la mano queda claro que de eso nada. Ir de casa al trabajo en transporte público me supone, de puerta a puerta, entre 45 y 50'. Si salgo de trabajar a las 19.30, cosa nada rara, me pongo en casa a las 20.15. Ponte tú un día de invierno, con cero grados a esas horas, a hacer cualquier tipo de entrenamiento... Sin embargo, si  llegas a casa a esa misma hora con los deberes hechos, la cosa cambia bastante.

El caso es que en lo que va de año tuve que dejar de llevarme los trastos de matar a la oficina porque tenía que aprovechar los 45' de trayecto en transporte público para estudiar. 45' de ida y otros tantos de vuelta por día durante 8 meses me han dado para estudiar y aprobar un máster. Más de 3.000 páginas con sus resúmenes, esquemas y demás.

Ahora con el aprobado en mi mano (el título tardarán 3 meses en dármelo) he quedado liberado de una tarea que en ocasiones me ha estresado de más, tanto como para hacer desaconsejable el entrenamiento. Ya se sabe, el cuerpo reacciona en forma de lesión ante episodios de estrés, y compaginar el trabajo, el estudio y el entrenamiento a fe que estresa. ¿Quizás haya estado ahí la causa de tanto problema físico últimamente?

El caso es que una vez pasada página vuelvo a retomar las vueltas a casa desde la oficina. Y de paso me ahorraré algún viaje en metro, que con la subida de 9,30 a 12 € del bono de 10 viajes...

2 comentarios:

Alex dijo...

Es un buen plan, lo malo es organizarse con la ropa y eso

RA dijo...

Si puedes hacerlo ni lo dudes.