domingo, 12 de agosto de 2012

JJ.OO. el valor de las medallas

Foto atropellada de la web del COI

Acaban los Juegos Olímpicos de Londres 2.012 y de ellos nos llevamos nuevos mitos para la historia del olimpismo: Michael Phelps que con sus 4 oros y dos platas se ha convertido en el atleta con más medallas olímpicas, nada menos que 22 medallas en tres juegos (18 oros, 2 platas y dos bronces) o Usain Bolt, que con su doblete en el 100 y el 200 se convierte en el primer atleta en conseguir el oro en ambas distancias en dos Juegos Olímpicos seguidos, Pekín 2.008 y Londres 2.012.

Nadie les quita el mérito que tienen, faltaría más. La historia olímpica está llena de nombres que como los dos que he mencionado han alcanzado la gloria siendo multimedallistas y de los que todos conocemos sus gestas e historial: Jesse Owens, Nadia Comăneci, Mark SpitzCarl Lewis, Bradley Wiggins o nuestros Joan Llaneras o David Cal.

Pero aquí un punto en el que os invito a reflexionar. Sin duda os habéis dado cuenta de que la mayoría de los multimedallistas lo son en deportes o disciplinas en los que se puede competir en múltiples distancias y/o modalidades. Así, una gimnasta de rítmica puede llevarse medalla en, cintas, aros...; un nadador en varias distancias tanto individual como por equipos o un atleta que compite en velocidad tiene "fácil" competir en plenitud en varias pruebas (además en este último caso, el calendario se dispone para que así sea: primero los 100, luego los 200 y por último los relevos).

¿Y qué pasa con los fondistas? ¿Por que apenas hay ninguno de ellos entre los considerados mitos olímpicos? ¿Alguien ajeno al deporte del atletismo tiene presente a grandísimos mitos como Bikila, Zatopek, Gebrselassie, El Guerrouj o Bekele? Será porque cualquiera de los mencionados y que no compiten en las especialidades de fondo, acumulan en tan solo una participación en los JJ.OO. tanto palmarés como estos que menciono.

Sin duda no es justo. Si se incorporan otras pruebas al atletismo como el 2.000, el 3.000, la media maratón (éstas por arriba) u otras distancias más cortas como los 600 ó 1.000 m. ¿Cambiaría el cuento y nos encontraríamos a atletas como Rudisha, por ejemplo, llevándose los oros de tres en tres?


2 comentarios:

Carlos Payán Alonso dijo...

Muy interesante tu reflexión...

vsblanco dijo...

Gracias, Carlos. Básicamente me parece una gran injusticia. Te encuentras que si uno nada bien te gana en 50, 100, 200 y en varios estilos más los relevos. ¿Ponemos el equivalente en esas distancias en atletismo? ¿Cuántas medallas sacarían algunos atletas?