jueves, 2 de agosto de 2012

La quinta semana

No es el del 2.012 el primer verano en que le doy a la zapatilla tras un descanso por paro biológico o por enfermedad, que ha sido el caso de este año. En 2.008, 2.009 y 2.010 corrí maratones en otoño (Zaragoza, Donosti y Ciudad Real) y eso obliga a estar ya en agosto con cierta forma.

Como digo este año está siendo parecido en ese sentido. Tras una parada obligatoria en el mes de junio he vuelto a la carga y he completado un mes de julio en progresión, haciendo entrenamientos cada día más largos combinándolos con algunos días en el gimnasio y los entrenamientos invisibles.

La experiencia de otros años me dice que si el regreso se produce en los meses de verano, las primeras semanas lo que para mi debería ser un hobby, algo que me divierte y que me gusta, pasa a ser todo un calvario ya que se junta la baja o nula forma física con las altísimas temperaturas que desaconsejan totalmente la práctica deportiva fuera del agua.

Pero esa misma experiencia me dice que si no cejo en mi empeño, el vía crucis se convertirá en alfombra roja. Y ese cambio se produce en la quinta semana, que es en la que me encuentro. Es lo que tarda mi cuerpo en coger la forma y en adaptarse a las altas temperaturas. A la quinta llegó forma.

Así que a partir de ahora a disfrutar de esto del correr, que es lo que debería ser siempre. Sé que si no hay contratiempos en forma de lesión o por salud, el mes de agosto voy a disfrutar entrenando y volveréis a verme por los lugares habituales de entrenamiento compartiendo con los compañeros de batallas.

Los objetivos deportivos ya me los iré marcando si no surgen los citados contratiempos.

3 comentarios:

Tantulo dijo...

cuanta razón tienes, la experiencia es un grado y cambiar lo que antes no funciono es vital para que el organismo se adapte a las circunstancias y no sufra en exceso.

Saludos y buen mes de Agosto...

gudurix dijo...

Estamos entonces en la misma dinámica. A mi también me ha costado entrar en la rueda y poder empezar a sentir que todo el esfuerzo que supone entrenar en julio tenía un sentido

A mi personalmente me da cierto yuyu el que no se me haga muy largo para Donosti, pero me lo tomo con tranquilidad por el momento.

¿No te animas a Donosti?

vsblanco dijo...

Se intenta tirar de experiencia, Tantulo. Como dices, es un grado.

Gonzalo. En el día a día piensa que hay un mañana, tómatelo sin prisa pero sin pausa, nada de alardes ni de regalarle segundos al crono.