domingo, 17 de mayo de 2009

Un día en la costa

La verdad es que para ir a la playa no hacía, así que me dediqué al comercio y el bebercio, cosas que no se me dan nada mal ;-)

Pal vermute, ración de calamares y unas birritas.


P'a comer, Paella en casa. Os pongo el making off

Preparando el paellero:


Dorando los tropezones:


En plena cocción:


El resultado. No dejamos ni un grano de arroz.



P'a cenar, una hamburguesa.

6 comentarios:

Quique dijo...

Hola Vicente, menuda pinta tenía esa paella...joder como te lo montas..

Cuando quieras un catador de paellas serio...aquí me tienes.

Un saludo
Quique

Landes dijo...

Esto ¿es pa joder? pues jode, y además da hambre... ;)

vsblanco dijo...

Quique.
Por si tenía dudas sobre qué temas hay que tratar en el blog, el hablar de cosas que no tienen que ver con el correl me lo confirma. Me pongo a hablar de paellitas y, chas, apareces tu. ¡Bienvenido!

Landes.
Eso depende de la hora en que me leas, ¿no? A que tenía buena pinta.

Miguel dijo...

Ya pués estar bien repuesto, ya :-)))

santipalillo dijo...

Por poco quemas las plantas, pero la paella tenía buene pinta, y la hamburguesa, y las cervezas.... ay que ganas tengo de irme a la playa.

vsblanco dijo...

¡Cómo vivís los que vivís bien! Santi