lunes, 23 de noviembre de 2009

La dieta de la última semana del maratón

Como no podía ser de otra manera esta última semana toca hablar de la dieta que suelo llevar de cara al maratón. Desde que hace más de 10 años leyera que la última semana hay que hacer dieta disociada la pongo en práctica, pero siempre con la premisa de que en casa no soy yo solo y si lo que toca no cuadra con la dieta me lo como sin rechistar. Soy de los que no tengo a mi familia comiendo todo el día espaguetis.















En cualquier caso de lo que se trata y lo que intento hacer es que el lunes, martes y miércoles los hidratos ni probarlos. Esos días a base de ensaladas, verduras y carnes y pescados. Las legumbres están entre Pinto y Valdemoro, así que si hay que comérselas, me las como. Frutas no faltan y el pan más poco que mucho.















A partir del jueves la cosa cambia y poco a poco empiezo a meter hidratos. Si tenemos en cuenta que hay dos platos para comer y dos para cenar, el jueves meto dos con muchos hidratos (sobre todo pasta y arroz), el viernes son tres y el sábado al mediodía otros dos. La cena del sábado algo de pasta, no mucha, y una ensaladita.

No sé si es lo mejor, pero es una costumbre desde hace muchos años y como no me ha ido mal del todo, ¿para qué cambiar?

6 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Personalmente dudo que la dieta disociada tenga más efecto que comer variado toda la semana y aumentar hidratos simplemente los dos últimos días. Pero efectivamente si te funciona ¿por qué cambiar?. Mucha suerte

Macario dijo...

Yo creo que es más importante lo que hayas entrenado que lo que comas, siempre que no te alejes mucho de lo que dicta el sentido común.

Con lo que te lo has currado, mereces que te salga un buen maratón. Ánimo y a por él. Si necesitas ayuda para tripear los pintxos de después... ya me llamas
:-)))

Quique dijo...

Tu lo has dicho Vicente, si te va bien, para que cambiar...

Veo que ya tienes mucha experiencia y eso es un punto a tu favor, porque las pruebas con estos objetivos son muy peligrosos.

Gracias por compartirlo con nosotros.

Un saludo
Quique

vsblanco dijo...

GONZALO
No te creas, que seguir la dieta disociada no es fácil. Sin ir más lejos, el martes fuimos a comer al chino y cuando no pides ni pasta ni arroz se te quedan mirando...

MACARIO
Te voy a dar envidia. El sábado comemos en el rest. de Arguiñano. Y se puede comer pasta que tiene, por cierto, muy buena pinta.

QUIQUE
Pues eso, no me va mal, así que ¿para qué cambiar?

vsblanco dijo...

Ayer sobredosis: pasta, pizza, sopa y garbanzos. Ah, y una cervecita, que también tiene hidratos :-)

vsblanco dijo...

Hoy para comer ensalada y spaguetti. Menos mal que la pasta se puede preparar de muchísimas formas de tal manera que aunque la comas para la comida y la cena parezca que has comido cosas distintas.