lunes, 22 de febrero de 2010

Regreso prudente

Hoy me he calzado las zapas después de 1 semana sin correr ni para coger el metro, y me he hecho unos kilómetros escuchando lo que me decía el pie.

Y lo que me ha dicho es que me va a dejar correr pero que todavía duele un poquito. Así que la primera reacción ha sido un poco de enfado. Pero según han ido pasando los kilómetros que he hecho he podido comprobar que el dolor es bastante llevadero y, aunque no ha sido mucho lo que he corrido, me ha dado la sensación de que con los kilómetros el pie se calienta y se puede correr. De hecho el dolor es bastante similiar al de otras veces que he tenido fascitis.

Así que espero que no tenga que parar más tiempo. Durante esta semana iré metiendo más kilómetros de manera paulatina y si el pie aguanta bien a partir de la siguiente me empezaré a plantear algún objetivo y aplicaré un plan de entrenamiento.

5 comentarios:

Trapatroles dijo...

Eso es lo importante, prudencia.
No te confies y ve poco a poco, ya verás como todo va bien.

carles aguilar dijo...

Espero que tengas suerte y la molestia vaya a menos. ya sabes que tienes que actuar con prudencia... Siempre es preferible para a tiempo que lamentarse después.. Saludos..!!

Quique dijo...

Buenas noticias Vicente, ahora poco a poco y si duele se para uno y hasta el día siguiente..

Mejor que tu nadie sabe lo que tienes que hacer.

Un saludo
Quique

iñaki dijo...

A ver si hay suerte y coincide un poco tu recuperación con la llegada de días más agradables para entrenar. Un saludo.

Espartano dijo...

Paciencia que es la madre de la ciencia, aunque nos cueste lo suyo. De aqui a nada volveras a estar como un tiro.

Cuidate.