martes, 16 de marzo de 2010

Buen entrenamiento, mala noche

Ayer, como de costumbre, aparecí por el parque cuando la tropa estaba ya de retirada. A pesar de todo me pude enganchar con algunos de los que había por allí y siguiendo su ritmo me di dos vueltecitas rápidas al circuito. No sé qué tiempos hice pero la sensación era de ir fuertecillo.

Y no sé si fue porque fui demasiado fuertecillo o por la falta de costumbre, el caso es que después del entrenamiento pasé una de esas noches en las que a uno le cuesta dormir, con demasiado calor en las piernas y el pulso acelerado.

Cuando lo sufres por la noche no es algo que guste, pero no es menos cierto que estando como estoy y habiendo pasado lo que he pasado, escribo estas palabras con una sonrisa en la boca y con la esperanza cada vez más certera de que la lesión del pie se va superando y que cuando me quiera dar cuenta será cosa del pasado.

6 comentarios:

Sergio dijo...

esas noches dando vueltas en la cama con el corazón desbocao... el pan nuestro de cada día (o de cada noche).

Me alegra que vaya mejor el pinrel

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Eso de correr tarde y dormir mal es todo uno.

Es lo que tienen las endorfinas revueltas.

Saludos,

Rafa dijo...

Bueno Vicente que quieres que te diga?.
Si vale cambiar una noche mala por superar una lesión me apunto.
Me alegro que vayas mejor.
Un saludo

CarLitros dijo...

Ánimo Vicente, que eas lesión la tienes casi olvidada. Mejor tener esas sensaciones que estar como estabas hace unas semanas, jeje.

Un abrazo

Quique dijo...

Hola Vicente, lo mejor son las buenas sensaciones y que la lesión es agua pasada...

Un saludo
Quique

Dragonkik55 dijo...

En cuanto se corre tarde y algo fuerte, luego nos acostamos con toda la sangre en las piernas (de ahí el calor), y con demasiada activación, con lo que se junta unas sensación rara de estar cansado pero no poderse dormir.

A mí me funciona tomar 1/2 aspirina, y echar en las piernas una crema de frío o relajante.

Eso sí, como dices, después de una mala racha, ¡¡ que bien sienta, sentirse cansado¡¡