viernes, 23 de abril de 2010

Maratón, una fiesta del atletismo

Huele a maratón por la ciudad. Hoy me he pasado por la feria del corredor y he disfrutado de lo lindo a pesar del poco tiempo que tenía y, por tanto, de lo precipitado de mi visita. No me ha dado tiempo a visitar ni un solo stand ni de comprar ninguno de los productos que estaban en oferta.

Pero me quedo con ese aroma que destila la ciudad: gente con la bolsa en el metro, corredores que debutan en Madrid y que andan despistadillos (¿dónde está la Pipa?). Y eso que cuando yo he ido había poca gente. Imagino que eso será un hervidero mañana durante todo el día.

Y luego estamos nosotros, los corredores. Cuando vas y vienes por el barrio y te cruzas con algún compañero lo primero que te pregunta y le preguntas estos días es si va a correr el maratón. No, les constesto. ¿Pero ni un trozo? Bueno, sí, respondo, voy a ver si le tiro a un coleguita los últimos 13 km.

Y cada vez estoy más convencido de que todo el que ama este deporte tiene una cita con el maratón de su ciudad. Al fin y al cabo por un día el tráfico de Madrid cede las carreteras a los corredores y eso hay que aprovecharlo.

¡Nos vemos el domingo!

5 comentarios:

Fer dijo...

Huele a maratón

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Ya se siente el aroma de maratón, dentro de un rato me voy otra vez a la feria para encontrarme con los compis y tomar ese plato de pasta, que nos llevará hasta la meta.

Saludos,

CarLitros dijo...

Ese bendito olor a maratón... me pone la piel de gallina.

Espero que disfrutéis mucho el domingo.

Un abrazo

vsblanco dijo...

¿Cuántos vecinos, amigos o conocidos os han preguntado estos días si lo váis a correr?

Santi Palillo dijo...

A mi me lo ha preguntado mucha gente, pero no ha podido ser, esta vez no estaba preparado, todavía le veo unos cuernos enormes al maratón ;-)

Eso sí, me levanté a las 6:30 y desde las 7:30 hasta las 12:30 estuve tirando fotos y más fotos, a tí también te pillé en la puerta de Alcalá.

La pena es el calor que hizo, no es una complicación más sino muy grande.