miércoles, 22 de diciembre de 2010

Un rodajito para bajar los excesos

En estas fechas se suceden los saraos prenavideños. Quién más y quién menos tiene su comida o cena de empresa, alguna comida con amigos, excompañeros y vete tu a saber. Y yo, como no podía ser menos, también he tenido varias de ellas. De hecho desde el viernes hasta ayer martes he tenido mi particular semana de pasión: cañitas nocturnas el viernes con los ex Ya.com, comida el domingo con los de Elatleta.com y ayer, comida con los del trabajo.

Con tanta juerga los excesos están a la orden del día: se come de más, se bebe de mucho más y se descansa poco. No me extraña que cuando se llega a la cena de Nochebuena uno está ya hastiado de todo y cuando la madre o la suegra se ponen a sacar platos y platos casi que se te pone hasta mal cuerpo.

Entre tanta acumulación hoy miércoles estoy lo que se dice muertecito. Así que me he tomado el rodajito del mediodía como una manera de desintoxicarme. Me he bajado a la Dehesa de la Villa, me he dado vuelta y pico y entre ida y vuelta al pdvo. me he hecho algo más de 11 kilometritos que me han arreglado el cuerpo. Lo que se dice sudar la camiseta no la he sudado, porque me ha caído una chupa de agua de las que calan de verdad, pero se nota que el cuerpo se ha limpiado.

Ahora un arrocito tres delicias del Sabroso y darle a la tecla.

Mientras haya salud...
Es lo que nos queda a todos los que no nos ha tocado la lotería. A estas horas nadie me ha llamado, así que doy por hecho que no me ha tocado nada.

2 comentarios:

david sanchez dijo...

Ke bien vienen estos rodajes de desintoxicación, jajajaja.

Feliz Navidad

Gonzalo Quintana dijo...

Yo pienso salir el día de navidad (25) por la mañana a desintoxicarme de la noche previa. Sientan tan bien estos días como el primer día que uno corre después del descanso obligado post-maratón.