jueves, 17 de febrero de 2011

Los espejos del GYM



Cuando uno acude con cierta regularidad a un determinado lugar acaba dándose cuenta de una serie de detalles que pasan inadvertidos para los que van menos frecuentemente. Y de esto hay bastantes cosas en en GYM. Hoy voy a hablar de los espejos.


La primera vez que entré en un gimnasio me pregunté el por qué de los espejos, pero para no demostrar mi ignorancia decidí no preguntar. Ya me enteraría.

Y con el tiempo me enteré qué hacen ahí. Ni más ni menos que están puestos para que podamos mirarnos mientras hacemos el ejercicio y podamos corregir posturas, algo fundamental a la hora de hacer los ejercicios. Un squat o sentadilla, por poner un ejemplo, se hace con la espalda de determinada manera y mirándose en el espejo se puede corregir.

En este sentido os recomiendo que si alguna vez hacéis unos km. en la cinta del GYM y tenéis la oportunidad de miraros, lo hagáis. Yo cuando lo hago compruebo que mi técnica dista bastante de ser buena y que voy desperdiciando energia aquí y allá.

Entonces, ¿qué hace todo el mundo mirándose al espejo mientras hace posturitas?

Es lo que me pregunto cuando me he fijado en que eso es lo que hacen muchos de los habituales del gimnasio, sobre todo los que más trabajan el tren superior. Por qué, cuando pasan delante de un espejo ponen pose de culturista y se miran de reojo.

Vamos a ver, ¿no hemos dicho que los espejos están ahí para corregir posturas? Entonces, ¿por qué pones pose de culturista cada vez que pasan por delante del espejo?

En fin, anécdotas curiosas que no pasan de eso. Pero me hace gracia, la verdad.

2 comentarios:

manuel binoy dijo...

En el fondo todas somos un poco coquetas, qué se le va a hacer; un abrazo desde Barcelona, nos leemos.

vsblanco dijo...

Al menos ellos no van de roaa ;-)