sábado, 14 de mayo de 2011

Un 5.000 en Fuenla

He elegido un 5.000, una de las pruebas más duras, para hacer mi regreso a las pistas.

La cosa vino por una conversación con Vicente Sánchez, el del Edwards. A principios de semana me dijo que había un 5.000en Fuenlabrada y le dije, venga, te liebreo. Y allí que nos hemos ido los dos.

La carrera se ha dado bien, controlando siempre al galgo (el Sanseboyal), cerrando carrera y siendo doblados varias por casi todos los participantes, hasta el punto de que la carrera que veía después era el 4 vallas y en la última vuelta casi era pasar nosotros y poner la valla en la calle 1. Vamos, que un poco más y nos toca hacer el último 400 saltando vallitas.

En cualquier caso, objetivo cumplido. El Sanse ha cumplido su objetivo y yo me he marcado un entrenamiento de calidad que ni de coña hubiera hecho en el parque.

Os dejo unas fotillos del evento:


Ah, comentar que la carrera ha sido por la mañana y nos ha hecho una temperatura buenísima... para estar sentado en una terraza. Como decía Vicente, a la próxima nos tomanos unas cañas, que no sólo de correr vive el hombre.

4 comentarios:

Carles Aguilar dijo...

Es que un 5000 es cosa seria..!! Lo importante es que os lo pasasteis bien y el tiempo acompañó... Un entreno de gran calidad..!!

CarLitros dijo...

Creo que el 5000 es la prueba más dura en pista.

Un abrazo Vicente.

Raúl dijo...

Esos entrenos son muy buenos. Gran regreso, ya estás de vuelta.

vsblanco dijo...

Así es, Carles, como tal me lo tomo, como un entrenamiento de calidad.

Carlitros, ejem, más duro que el 5.000 es el 10.000. El doble. EMHO :-)

Raúl, eso espero. De momento hay que ir haciendo cositas y un 5.000 es una de eas cositas.