martes, 19 de febrero de 2013

Cto. de Madrid de veteranos, la crónica

Segundo 800 de la temporada y primera vez en mi carrera lúdico-deportiva que hago dos competiciones en pista en la temporada de invierno (y espero que no sea la última). Como en el caso de hace dos semanas no acudí en las mejores condiciones, pero como éstas eran similares a las de la otra vez, me sirve para comparar estados de forma y sensaciones.

La mejora esta vez ha sido de casi dos segundos, 2.25.37 frente a 2.23.79. Este tiempo ya me da ritmos de sub 3' el km. cosa que nunca había hecho durante la temporada de invierno. Sacando el lado positivo puedo decir que apenas si he hecho entrenamiento específico para el corto, lo cual me deja doblemente satisfecho.

El por qué me he decantado por el ocho cuando mi objetivo de la temporada de invierno es el 1.500 no es otra que la falta de entrenamientos específicos. Ahora la gente está a otras guerras y es difícil encontrar compañeros que quieran "correr" en los entrenamientos. Eso sin contar con que es difícil la conciliación laboral-entrenamentil con lo que si además de tener que entrenar solo encima tengo que hacer series lácticas, la cosa se vuelve complicada. ¿Solución? Usar la competición para hacer esos entrenamientos.

Aparte del 800 en sí, era campeonato de veteranos. Campeonato de Madrid de Veteranos de pista cubierta. Como es un campeonato de veteranos además entran las categorías que en mi caso es la de veterano B, es decir, de 40 a 44 años.

Así que con todas estas segmentaciones nos presentamos en la carrera tres corredores a disputar las tres medallas, es decir, que sólo con terminar la carrera ya tenía asegurado el bronce. Muy mal se tiene que dar la cosa para no terminar una carrera de 800, más cuando tienes en mente que hay que acabar sí o sí. Bien, pues tres éramos y tercero y último quedé.

Cuando llegué a casa le comenté a mi hijo. "He quedado tercero del 800 del Campeonato de Madrid de Veteranos de pista cubierta, medalla de bronce. Mira". El chaval asintió un par de veces o tres con la cabeza como dando a entender que "vaya con mi padre". "Lo de que sólo éramos tres y por tanto he quedado último es un dato que no hace falta que se lo digas a la gente", le dije a continuación.

En fin, que en clave positiva, sigo preparándome para el 1.500 de Donosti entrenando lo que puedo y cuando puedo. Y de momento el cuerpo aguanta.

Resultados del Campeonato de Madrid de Veteranos de pista cubierta 2.013




2 comentarios:

maratonman dijo...

Medalla bien bonita,que guay¡¡¡.Lo que te ha pasado me recuerda a una vez que me presente a una milla y quede quinto de seis en mi categoria,yo andaba diciendo que habia quedado quinto y efectivamente lo de que eran seis no lo decia,para mi fue un gran motivo de orgullo y mas teniendo en cuenta mi triste nivel,imagino que algo asi te pasara a ti,tiene mucho merito ser tercero de Madrid esa es la lectura que hay que hacer y es la que es como tuvo mucho merito que en aquella milla pillara un quinto puesto,como tiene merito que uno en la olimpiada gane medalla a sabiendas de que miles de africanos corren mas que ese pero solo dejan ir tres,en fin tu medalla ya no te la quita nadie y dice lo que fuiste,tercero de Madrid,ole,ole y ole¡¡¡,FELICIDADES CAMPEON¡¡¡.

vsblanco dijo...

Chascarrillos, ¿verdad? Muchas gracias :-)