jueves, 21 de febrero de 2013

El entrenador de la servilleta

Estábamos un día tomándonos unas cervezas después de una carrera. Salió el tema de cómo iba a ser el plan de maratón. Le pedí un boli al camarero, cogí una servilleta y apunté la base del plan y la filosofía de éste. Desde entonces soy el entrenador de la servilleta.

Cuando se comenta la anécdota más de uno piensa que el plan surgió de manera improvisada fruto de la alegría de esas cervecitas. En mi descargo he de decir que la servilleta sólo fue el soporte sobre el que puse por escrito lo que tenía en la cabeza, que para nada fue algo improvisado y que más de un contrato se ha firmado en una servilleta.

El que se comente que cuando Vicente tiene que poner un plan de entrenamiento se va a ir a bareto de turno a tomarse unas cervezas tiene su punto de gracia y es un elemento diferenciador con respecto a otros entrenadores de nuestro atletismo. O quizás no, quién sabe.

Aquí os he dejado una muestra del plan de maratón que tienen los corredores del Páris que están preparando el Maratón de Madrid.


1 comentario:

gudurix dijo...

Doy fe, puesto que era yo el interfecto al que le explicabas las bondades de correr alrededor del ritmo de maraton, ni muy por encima ni muy por debajo. Y doy fe de que llevabamos alguna cervecilla, siempre que "alguna" sean más de dos y "cervecilla" sean jarras de medio litro ;).

Fue mi debut como componente del Páris y creo que por eso me quedé :D