miércoles, 4 de septiembre de 2013

Errores en la preparación de un maratón: modificar el ritmo objetivo para la carrera

La preparación de un maratón ha de partir del ritmo al que se pretende hacer la carrera. A partir de ese dato se hace la planificación de las distintas sesiones de entrenamiento: series, controlados, ritmos, etc. Y estos entrenamientos, como digo, parten de un ritmo objetivo que debe de tenerse bastante claro cuando se comienza la preparación. Hay distintos tests que nos marcan cuál es el ritmo de maratón que cualquier corredor popular puede hacer para saber cómo debe de planificar la preparación.

El ritmo de maratón en realidad es bastante cómodo de llevar. Una sesión aislada de la preparación específica resulta un entrenamiento  bastante fácil de hacer. El problema es la acumulación de entrenamientos y el volumen de éstos que son los que de verdad hacen dura la preparación específica. Si conseguimos que el cuerpo vaya asimilando bien la carga de entrenamientos, con el paso de las semanas iremos notando que nos encontramos mejor e incluso que cada vez nos resulta más fácil terminar muchos de los entrenamientos.

Cuando llega este momento hay muchos corredores que modifican el ritmo objetivo de maratón y lo rebajan considerablemente. ¡Craso error! Quizás se pueda hacer alguna variación, tanto hacia arriba si de verdad el ritmo a que estamos entrenando nos resulta demasiado cómodo, como hacia abajo si ocurre todo lo contrario, es decir, que notamos que no asimilamos los entrenamientos y cada semana van saliendo peores tiempos en relación a los de las anteriores. Pero modificar al alza los tiempos porque vemos que los entrenamientos nos salen con mucha facilidad suele desembocar en que el día de la carrera no seamos capaces de mantener el nuevo ritmo lo que va a significar hacer un mal maratón.


Por tanto, nada de recalcular los ritmos. Si nos encontramos con que el entrenamiento nos está saliendo bien significará que hemos elegido el ritmo correcto y que estamos asimilando bien los volúmenes que requiere la preparación de un maratón.

1 comentario:

Alex Uriarte dijo...

Muy buenas entradas, son muy útiles y aunque no este metido en la primera no viene mal tener claros algunos conceptos, es muy fácil caer en lo errores que comentas